Estás en

.com.ar Escribinos Nutriditos

¡Virus y bacterias al ataque! ¿Cómo evitar malestares de verano?

*Por Lic. Diego Sívori – MNº 4870 – UBA

Es frecuente en verano escuchar de algún episodio de colitis, principalmente en los niños que son los más sensibles de la familia. Lo que ocurre es que el calor del verano favorece el desarrollo de los bichitos de los alimentos y estos pueden producir algún malestar gastrointestinal.

Los alimentos frescos tienen pequeñas concentraciones de bichitos que al ser pocos suelen ser inofensivos. Pero, cuando esas cantidades aumentan y se consumen, puede aparecer al rato algún tipo de malestar como diarrea o vómitos. En estas ocasiones es fundamental reponer los líquidos perdidos bebiendo agua; y si el agua no se tolera consultar con un médico ya que existe riesgo de deshidratación.

Ahora bien, se pueden tener precauciones para reducir los riesgos de que esto ocurra. Comenzando por prestar atención a la cadena de frío de los alimentos que lo requieran. Para cuidar y mantener el frío de estos, se pueden tener en cuenta algunos tips al momento de ir al super.

Por ejemplo, agarrar en último lugar aquellos productos que precisen frio y siempre verificando las fechas de vencimiento. A su vez, cuando llegamos a casa; son estos los productos que deben guardarse primero respetando su lugar dentro de la heladera. ¿Cómo es el orden? Ya que la parte superior de la heladera es la que tiene menor temperatura, o sea la más fría; se aprovecha ese espacio para los lácteos como leche, yogurt y queso. Lo mismo ocurre con las carnes, las cuales es conveniente guardar en
contenedores para que no caigan jugos que contaminen a otros alimentos.

En cuanto al resto, el orden puede variar, las frutas y verduras suelen ir en los cajones inferiores para mantenerse más tiempo y conservar su humedad. Por otro lado, las preparaciones caseras que sobran de alguna comida pueden ir en el centro, evitando quedar mucho tiempo a temperatura ambiente, lo que las preserva para comer en otra ocasión.
Otro aspecto a tener en cuenta es el momento de descongelar alimentos. Muchas veces se suelen dejar a temperatura ambiente. Sin embargo, la manera correcta es bajándolos del freezer a la heladera unos
días previos para que se descongelen o aplicándoles calor mediante una cocción a baño maría o en el microondas. Esto evita que el alimento se contamine por bichitos que crecen y se multiplican a gran velocidad a temperatura ambiente.

Por ultimo resaltar que si bien en verano los mayores cuidados se enfocan en conservar el frío de determinados alimentos; también es importante mantener los cuidados de todo el año: la higiene de manos frecuente, el correcto lavado de frutas y verduras; la completa cocción del huevo y de las carnes (vaca, pollo, pescado). Estos pequeños detalles en el hogar permiten cuidar la salud de todos.

09 de enero, 2020