Estás en

.com.ar Escribinos Nutriditos

EXCESOS DE CALORIAS VACIAS EN NIÑOS

Durante la infancia, los niños atraviesan muchos cambios involucrados en su crecimiento. Incrementan
la altura, aumentan de peso, desarrollan aptitudes físicas y mentales. En todo este proceso, la
alimentación cumple un rol protagónico, lo que hace necesario seleccionar alimentos que sean
beneficiosos para ellos.

Sin embargo, en los últimos tiempos, se incrementó tanto la oferta como el consumo de calorías vacías
en los niños. Estas se encuentran en productos alimentarios que son atractivos y tentadores para ellos;
los cuales suelen incluirse en su alimentación diaria. Algunos ejemplos son: las galletitas rellenas, los
alfajores, los snacks, las golosinas, las gaseosas, entre otros productos que ofrece la industria
alimentaria. Las calorías vacías presentan un alto aporte de energía, que principalmente corresponde a
grasas y azúcares; y son deficitarias en nutrientes imprescindibles para que el cuerpo funcione
correctamente como las vitaminas y los minerales. El consumo excesivo de estas, aumentan las chances
de que se desplace la ingesta de alimentos saludables como las frutas, las verduras y los lácteos.

Además, el exceso de calorías vacías en la alimentación de un niño, podría aumentar el riesgo de que
presente a largo plazo, exceso de peso y consecuentes enfermedades cardiometabólicas en la adultez
como colesterol elevado en sangre, diabetes o hipertensión.

Otro aspecto importante a resaltar es la utilización de estos productos como premio-recompensa; ya
que generan mayor atracción hacia ellos e incluso podrían inducir al rechazo de otros alimentos
saludables, ya que el niño solo podría asociar sensaciones gratificantes a productos ricos en calorías
vacías.

A partir de esto, cabe resaltar la fundamental que es transmitir a los niños las ventajas de comer a diario
de manera saludable y nutritiva; sin prohibir el consumo de estos productos alimentarios, pero
dejándolos para determinadas ocasiones especiales como los cumpleañitos. De igual modo, considerar
que cada comida es una oportunidad para lograr un adecuado estado nutricional en el niño; y que
moderar el consumo de calorías vacías, también, es saludable para toda la familia. De esta manera
podremos educar niños que serán a futuro adultos saludables.

16 de julio, 2020