Estás en

.com.ar Escribinos Nutriditos

Alimentos que debemos controlar y prestar atención!

En los momentos en los que nos encontramos mucho tiempo dentro de los hogares, debemos prestar mucha atención a los hábitos alimentarios de quienes viven allí. En este contexto surge la oportunidad de convertir estos ambientes en entornos saludables que faciliten la realización de elecciones nutricionales adecuadas.

Para empezar, es fundamental que aquellos productos alimentarios cuyo consumo es preferible para ocasiones especiales, no se encuentren al alcance de la mano ni de la vista. Algunos de ellos son las golosinas, chocolates, alfajores, snacks, productos de panadería y pastelería. Si bien estos alimentos no están prohibidos, su ingesta frecuente y/o en exceso puede generar aumento de peso y/o alteraciones del azúcar o el colesterol en sangre. Para evitar esto, una posible estrategia es guardarlos en latas opacas, nunca en frascos de vidrio o transparentes, o bien en cajones que no se abran varias veces en el día, ya que la voluntad y el deseo de respetar cierto orden alimentario puede flaquear por situaciones de estrés, ansiedad o angustia.

También, comprar la cantidad justa en el momento que se planifica el consumo de estos productos, ideal monoporciones, dado que al no estar disponibles diariamente, o envases grandes, se reducen las chances de que se ingieran de manera desmedida.

En contrapartida, para el consumo habitual familiar, sí es conveniente abastecer el hogar con alimentos ricos en vitaminas y minerales que contribuyan al bienestar y permitan paliar el hambre que puede haber entre las comidas principales. Estando en casa es posible preparar algún licuado con leche descremada y pedacitos de fruta fresca, mezclar un potecito de yogurt con semillitas o comer alguna fruta fresca de la heladera.

Por último, controlar la hidratación y estar pendientes de si realmente se consume lo recomendado: 2 litros (una botella grande u 8 vasos) de agua al día. Otras opciones para facilitar beber suficiente líquido es mediante aguas saborizadas (1 litro de agua con el jugo de una fruta), infusiones como mate o te, entre otras. Siempre tratar de evitar o dosificar el consumo frecuente de bebidas alcohólicas, así como bebidas azucaradas en general.

26 de septiembre, 2020