Estás en

.com.ar Escribinos Nutriditos

Menos sodio, más amor

Te damos algunos consejos para reducir el uso de sal en tus comidas.

Desde las primeras papillas es importante que la comida de los más chicos sea sabrosa. Cada vez son más los profesionales que aconsejan condimentar y no solo darles a los niños comida sin sabor. Pero ¡atención! porque muchos confunden esto con el uso excesivo de sal en las preparaciones de los chicos. Y eso puede ser un problema. Se los acostumbra desde muy pequeños al consumo excesivo de sodio y luego, es muy difícil bajar su consumo.

Lo que te estas preguntando es cómo hacer para reducir el consumo de sal, sin quitarle el sabor a las comidas. Acá algunas ideas:

  • Comé una mayor cantidad de alimentos frescos, ya que contienen menos sodio.
  • Prepará las recetas con poca sal durante la cocción y no pongas el salero en la mesa.
  • Utilizá especias y hierbas aromáticas para reducir la adición de sal a los platos.
  • Lavá las conservas vegetales, las legumbres y los alimentos enlatados antes de utilizarlos.
  • Lee las etiquetas, esto te permitirá comprobar cuáles llevan sal añadida o conservantes con sodio. De esta manera, podrás comparar entre las distintas marcas, elegir las que hayan utilizado menos sal en la fabricación y limitar la frecuencia o cantidad ingerida en tu dieta diaria.
  • Prepará vinagretas y aderezos caseros en lugar de comprarlos.
  • Disminuí el uso de cubos saborizados, salsas de tomate

y otros sazonadores.

  • Al cocinar, incorporar especias como pimienta, comino, cilantro y nuez moscada en reemplazo de la sal.
24 de abril, 2019