Estás en

.com.ar Escribinos Nutriditos

Vegetales en acción

Es lo que más cuesta que los niños incorporen. Pero ¿ralamente hiciste el esfuerzo para que les gusten? Acá algunas ideas.

La comida pasa por los ojos: es así. Si a un niño le ponés en un plato un zapallito no va a querer comerlo, ahora, si lo cocinás de manera de que se vea tentador el resultado será otro. Para que vos misma hagas la prueba te acercamos 3 recetas. ¿Te animás a hacerlas?

  1. Tarta de zapallitos

Para sorpresa de muchos, esta tarta suele ser la preferida de los más chicos. Para hacerla vas a necesitar:

Masa para tarta 1 tapa

Huevos 3 un.

Cebolla 1 un.

Morrón 1 un.

Zapallitos redondos 1 kg

Queso de rallar ½ tz.

Queso crema 3 cdas.

Spray vegetal c/n

Sal y nuez moscada a gusto

Forrá una tartera con bordes altos. Y cociná la tapa a blanco. Retirala del horno y reservala hasta que esté el relleno.

Para ello:

En una sartén salteá la cebolla y el morrón, luego incorporá los zapallitos en cubitos. Cociná hasta que estén cocidos. Luego, retirá la preparación y colocala unos minutos en un colador para que quede sin agua.

En un bol incorporá el preparado anterior con los huevos batidos, el queso de rallar y queso crema. Mezclá bien y rellená la tarta. Llevá a horno mediano hasta que esté bien dorada. Serví fría o caliente.

  • Fideos con brócoli

Las pastas nunca fallan para los más chicos. Por eso, en lugar de hacerlas con crema o salsa, probá acercarles otra opción: con brócoli.

Hacer esta salsa es facilísimo: cociná el brócoli en una olla con agua. Una vez listo mézclalo con crema de leche (o si preferís con queso crema) y agregáselo a los fideos. Ponele queso de rallar por encima y ¡plato supercompleto terminado!

  • Buñuelitos de espinaca

La clásica receta de la abuela ¿Por qué no se la damos a nuestros hijos? Para eso vas a necesitar:

Espinaca 1 atado

Huevos 2 un.

Leche 1 tz.

Harina leudante ½ tz.

Ajo 1 diente

Sal, pimienta y aceite

¿Cómo hacerlos?

1. Lavá la espinaca, escurrila y cortala en tiras lo más finas que puedas, se puede picar también. Picar el ajo.

2. Batí el huevo y, cuando esté bien batido, agregale la leche, unilos bien y salpimentá.

3. Agregá a la mezcla la espinaca y el ajo y revolvé bien.

4. Incorporá la harina

5. Calentá el aceite para freír y, de a una, andá poniendo cucharadas de la mezcla para que se frían.

21 de marzo, 2019